Jessica Espinoza, profesora de Escuela Básica Las Cruces, sobre Caja Experimento: “Lo que más destacaría de este material es su contribución al trabajo colaborativo”

Conversamos con la docente sobre su experiencia utilizando el material de la Fundación Siemens y otras experiencias que ha desarrollado juntos a sus estudiantes.

POR DENISSE ESPINOZA RAMOS

Desde el año pasado la Fundación Siemens desarrolla en nuestra región – en conjunto con el Observatorio Latinoamericano de Didáctica de las Ciencias (OLADIC)- el programa Experimento. Dicho programa contempla la entrega de cajas de materiales didácticos y guías para realizar alrededor de 130 experimentos que buscan ayudar a que los estudiantes profundicen los conocimientos en el área de ciencias. Estas se agrupan en tres segmentos: caja Experimento |4+, dirigida a niños y niñas entre 4 y 7 años; caja Experimento |8+, dirigida a niños y niñas entre 8 y 12 años; y la caja Experimento |10+, dirigida a jóvenes de entre 10 y 18 años.

En primera instancia, sólo se repartieron cajas Experimento |4+  en Escuelas de nuestra región. A pesar de estar orientada a niños pequeños, hay profesores que se han propuesto el desafío de trabajar con ella y contextualizar este material a sus cursos, que son de estudiantes mayores. Lo anterior, ha hecho disparar la creatividad de estudiantes y profesores, que si bien, no siempre han usado el material para el propósito que estaba diseñado, lo han aprovechado al máximo con sus estudiantes. Por lo anterior, es que hemos decidido conocer la experiencia de los profesores que han asumido este desafío.

En esta oportunidad, conversamos con la docente Jessica Espinoza Fuentes. Ella estudió Pedagogía en Educación Básica, con mención en Lenguaje y Comunicación en la Universidad Arturo Prat, y fue parte de la primera cohorte (generación 2015) del programa de Indagación Científica para la Educación en Ciencias (ICEC) que dictó la Facultad de Ciencias de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV).

Actualmente trabaja en la Escuela Básica Las Cruces de El Tabo, un colegio de alta vulnerabilidad, haciendo clases de Ciencias a alumnos de quinto a octavo año básico. Es precisamente con ellos que ha hecho uso de los materiales didácticos entregados por la Fundación Siemens.

¿Cómo se ha desarrollado el trabajo en el aula con la caja Experimento 4+ entregada por la Fundación Siemens?

La caja ha sido una herramienta que me ha servido realmente para el trabajo en aula, ya que a pesar de que los materiales vienen dirigidos al primer y segundo nivel de transición (NT1 y NT2) lo he ido adecuando para mi trabajo con los niños y niñas de quinto y sexto básico, tocando temas como electricidad, agua, sistemas. Con esos contenidos he podido realizar actividades significativas para ellos.

¿Cómo han reaccionado los estudiantes al trabajar con los materiales didácticos?

A los niños les ha gustado mucho ya que son materiales manipulables, de fácil trasporte y muy llamativos. Por ejemplo, con las lupas pudieron observar cómo las flores con la lupa pueden tomar agua, con la banda elástica realizaron el aparato digestivo y pudieron observar el movimiento peristáltico al pasar el bolo alimenticio por la laringe, la faringe y el esófago hasta llegar al estómago.

¿Cómo respondió el colegio y sus colegas al saber del programa Experimento?

Fue súper buena la recepción. Se les enseñó la caja de materiales didácticos del programa Experimento a los colegas de primer y segundo nivel de transición (NT1 y NT2), kínder y pre-kinder, y ellos realizaron algunas actividades con sus estudiantes. Esto permitió plasmar en forma práctica algunos contenidos curriculares.Realmente la caja ha sido utilizada por todos los cursos, los docentes se han apoyado en los elementos de esta para poder realizar sus actividades y potenciar aprendizajes significativos. A los niños les ha gustado realizar estos experimentos. Se podría decir que la gran contribución de esta caja de materiales didácticos ha sido fortalecer el trabajo colaborativo y en equipo en nuestro colegio.

¿Qué evaluación hace de la caja Experimento 4+?

Lo que más destacaría de este material es su contribución al trabajo colaborativo, que permite que los niños y niñas puedan analizar y verificar sus trabajos e ideas de investigación. Además es fácil de transportar, trae buenos materiales, manipulables, lo que permite que no haya problema para utilizarlo ni constituye algún peligro para los niños. Ha sido una muy buena herramienta de trabajo y todos los docentes de la Escuela Básica Las Cruces que la han utilizado han quedado muy contestos, ya que cumple su propósito.

Cabe mencionar que Jessica Espinoza es una profesora que se ha esforzado por mejorar sus prácticas docentes. “Me gusta realizar proyectos con mis niños porque siempre están interesados en realizar investigaciones. De hecho, son ellos los que se acercan a mí para plantearme sus ideas y ver si podemos realizarlas. Yo soy profesora de Lenguaje y Comunicación, pero nunca me he dedicado a esta materia, siempre he abordado la asignatura de Ciencias”, cuenta Jessica.

Esa motivación en Jessica ha hecho que sea una profesional bastante creativa, que se ha dedicado a generar proyectos innovadores con sus estudiantes. Muestra de ello fue lo ocurrido el año pasado, cuando junto a cuatro de estudiantes de séptimo básico participaron en el concurso científico “Soluciones para el Futuro: Cambiar el mundo es tarea de todos” que organiza la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso con el auspicio de Samsung.

En dicha oportunidad Jessica y sus estudiantes obtuvieron el segundo lugar gracias a su proyecto “Potabilización del agua salada: una alternativa sustentable”.Su destacada participación en el concurso le permitió ser invitada a contar su experiencia docente en una pequeña escuela de Chiloé.

“El viaje se gestó gracias a nuestra participación en el concurso de Samsung, ya que por dos años hemos salidos seleccionados con nuestros proyectos. Esta información trascendió hasta la isla y fuimos invitados a un pequeño colegio donde estudiaban solo siete alumnos de diferentes niveles. Al llegar realizamos diferentes actividades de indagación utilizando su entorno y terminando con una feria científica en el Primer Encuentro Científico Cultural de la isla. Los niños expusieron sobre el aprendizaje de estos tres días de clases que estuvieron conmigo y lo hicieron frente a sus padres y al lonco, ya que es una comunidad huiquiche, además de otras personas invitadas, como por ejemplo, autoridades del DAEM de Chiloé. Fue una experiencia muy bonita”, señaló la docente.

Otra muestra de su destacado e innovador rol docente, que se ha dedicado a introducir a indagación en el aula, fue la invitación que recibió para participar en la Quinta Feria Literaria de Las Cruces, comentando el libro “Violeta y la rara” de Marioli Saldías. Puedes revisar la presentación a continuación.