Escuela Básica El Sauce realiza Primera Olimpiada de Astronomía Escolar en Los Andes

Con gran éxito se desarrolló el 15 de junio de 2017 la Primera Olimpiada de Astronomía Escolar de la región, competencia interescolar que busca incentivar el acercamiento de los estudiantes hacia dicha disciplina científica.

Por Denisse Espinoza Ramos

Con gran éxito se desarrolló este jueves 15 de junio de 2017 la Primera Olimpiada de Astronomía Escolar de la región, competencia interescolar que busca incentivar el acercamiento de los estudiantes hacia dicha disciplina científica. La actividad fue organizada por la Escuela Básica El Sauce, establecimiento de Los Andes que se ha destacado por su quehacer científico y por poseer la Academia de Astronomía “Willka Wara”, con una alta participación de escolares y profesores de diferentes colegios de la zona.

“Para nosotros es todo un orgullo porque esta Olimpiada es nuestra primera experiencia organizando una actividad así y creemos que ha resultado bastante bien. Estamos contentos porque nuestro objetivo principal es involucrar a todos los colegios de nuestra región en el camino de la ciencia, y así, dar oportunidades a nuestros niños para salir adelante. Creo que es importante realizar este tipo de eventos porque permiten  a los alumnos interactuar con sus pares, compartir conocimientos, abrir sus expectativas y les da seguridad. Todo eso, es lo que, en el fondo, estamos tratando de hacer desde la educación pública, buscamos provocar movilidad social con nuestros niños y considero que esta es una instancia super relevante para lograr ese objetivo”, señaló Lilian Uribe Arancibia, directora de la Escuela Básica El Sauce.

Por su parte, Carlos Montenegro, profesor que ideó la iniciativa y estuvo a cargo del evento, reconoció la importante labor que realizaron cada uno de los integrantes de su colegio para el  buen desarrollo de este proyecto. “Me gustaría agradecer a todos quienes nos han apoyado y han participado en esta ceremonia. También a los profesores de la Escuela El Sauce, a la tía de la cocina, a las tías del aseo, que han ordenado la escuela para que se vea tan linda y han organizado esta primera olimpiada. También a nuestra directora, que nos ha acompañado en cada locura que hemos ideado. Ojalá que este sea sólo el comienzo, para que el próximo año podamos realizar un congreso nacional de ciencia en el establecimiento y tengamos el apoyo de todas las instituciones que nos han apoyado hoy”, indicó el docente que también forma parte del programa Indagación Científica para la Educación en Ciencias que dictó la Facultad de Ciencias de la PUCV.

Estas Olimpiadas contaron con la asistencia de destacados académicos y organizaciones del mundo científico como María Angélica Riquelme, vicepresidenta de International Movement for Leisure Activities in Science and Technology América Latina (MILSET AMLAT); Corina González, directora del programa de Indagación Científica para la Educación en Ciencias (ICEC) de la Facultad de Ciencias de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Sociedad de Astronomía (Saval); AlCubo, programa de emprendimiento escolar PUCV; y Colbún, entre otros.

También asistieron al evento Jorge Olivero, director biprovincial de Educación; María Soledad Reinoso, jefa del Daem; los concejales Juan Montenegro, Marta Yochum y Miguel Henríquez.

Asimismo, en la Olimpiada participó el Seremi de Educación de la V región Alejandro Tapia, quien valoró de manera positiva la iniciativa. “Es muy importante para nosotros esta actividad porque representa un avance relevante en el desarrollo del sello educativo de la escuela El Sauce, que está vinculado a la ciencia y a las tradiciones interculturales. Son dos mundos que se conjugan muy bien a través de la Astronomía y es por eso que esta olimpiada nos parece una actividad que hay que apoyar. Las ciencias son sumamente importantes en los procesos de enseñanza y, ciertamente, tenemos un déficit en esta materia, a pesar de todos los avances que se han estado haciendo desde el Mineduc hace muchísimo tiempo. Entonces, que escuelas rurales y con recursos modestos como El Sauce hayan optado por este sello educativo y lo haya desarrollado en los últimos diez años con tanta fuerza, con tanta energía, distinguiéndose en el contexto provincial y regional, nos llena de orgullo, y nos enseña que es posible”, indicó la autoridad.

“A nosotros nos gusta pensar que todos nuestros esfuerzos en materia de ICEC son válidos, que se justifican, que son inversiones que tenemos que seguir ampliando. Me parece muy importante indicar que el Ministerio de Educación está promoviendo diferentes sellos educativos: ciencia, convivencia, tecnología, deporte, artes, gastronomía; y nos ha ido bien. Las escuelas están entendiendo que los sellos no son sólo un tema administrativo, sino un asunto de creación de identidad, y en eso hay una utilidad práctica que tiene que ver con que los niños se desarrollen  y afiancen sus vínculos con la Comunidad”, agregó Tapia.

Durante la primera parte de la actividad, tanto profesores como estudiantes participantes pudieron asistir a diversas charlas sobre Física y Astronomía. Olivera Mišković, doctora en Física proveniente de Serbia, que desde el 2006 forma parte del Instituto de Física de la PUCV, dictó la ponencia “Agujeros negros, los objetos más misteriosos en el universo”. “Hay un descubrimiento reciente sobre el choque de dos agujeros negros, choques gravitacionales, que pensé que sería interesante de escuchar, y también conocer sobre un físico teórico como Albert Einstein. Esta ha sido una experiencia fantástica, veo mucho entusiasmo. Me he dado cuenta que los niños hacen bosquejos muy avanzados porque han dibujado agujeros negros, como fundiendo dos en uno, que son mediciones recientes. ¡Ellos están dibujando un hot topic en física teórica! Entonces, es impresionante lo que hace la escuela El Sauce. Estoy entusiasmada con tanta energía invertida por alumnos y profesores en esta actividad, porque es obvio que hay un interés permanente por la Astronomía. La respuesta de los estudiantes fue positiva, se veían interesados, aunque un poco tímidos para hacer preguntas, pero después varios se acercaron a conversar conmigo. Pienso que es bueno realizar este tipo de eventos porque tiene un impacto muy fuerte en la región, estoy segura que muchos académicos y científicos apoyarían estas actividades”, contó la docente.

Por su parte, Jorge Noreña, académico colombiano, Doctor en  Física de la Astropartícula, que también forma parte del Instituto de Física de la PUCV presentó la conferencia “Nuestro lugar en el Universo”. “Ha sido una experiencia super positiva, nunca había estado en esta parte de la región y me pareció un lugar muy bonito. Estar en una escuela, obviamente, traslada a la infancia. No había tenido la oportunidad de dar charlas en escuelas y creo que es una experiencia bastante interesante, que es muy positivo que tengan ese tipo de iniciativas porque ayuda a despertar la curiosidad de esos niños. Me gustó que los chicos participaran e hicieran preguntas. Como yo soy de formación profesor, siempre siento que estoy formando científicos, entonces, desde ese punto de vista, me gusta que la gente interrumpa, que no respete la autoridad, porque eso debe hacer un científico, debe retar lo que se sabe para poder ir más allá. Creo que es muy importante estimular la curiosidad de los niños, más allá de que si van a ser científicos, o no. Chile tiene una ventaja estratégica, porque tiene la suerte de poseer los cielos mejores del mundo, lo que ha traído a muchos científicos al país, y eso permitirá que la ciencia chilena se desarrolle. Pero si se desarrolla solo en las universidades, si son solo científicos extranjeros los que vienen tres semanas a trabajar en  telescopios, Chile no va a ganar nada. Entonces, es positivo que los chilenos también se estén preocupando de sacar provecho de esa ventaja estratégica que tienen”, reflexionó.

También participaron en las conferencias el Club de Astronomía de Telescopios Chile, quienes instruyeron a los participantes sobre la historia y el uso de los telescopios. Sebastián Campos, Meteorólogo y miembro de la organización que dictó las charlas, manifestó que la intención de su exposición fue “tratar de abrir un poco el espectro de información a los alumnos, a los docentes y a todas las personas que están participando respecto al funcionamiento y manejo de los telescopios para que tengan una visión más profunda de lo que es un telescopio, y conozcan cómo se maneja, para qué sirve, modelos ópticos y, en general, un poco de todo lo que es un telescopio. Los asistentes respondieron de manera espectacular. Ver que los niños participan de una manera tan brutal, haciendo preguntas, desvirtuando un poco el tema central a distintas gamas de la información astronómica, quiere decir que estamos generando curiosidad y eso cumple el objetivo. Yo como astrónomo aficionado de toda la vida, creo que más importante que entregar información, el hecho de despertar curiosidad en el ser humano es algo fundamental. Cuando un ser humano puede potenciar su curiosidad, creo que los límites de la mente se expanden impensadamente y eso hace muy bien a las personas. Lo más destacable es el hecho de que un colegio rural, a quienes lamentable y prejuiciosamente se menosprecia, tenga la calidad del evento que estamos viendo hoy. Yo que he tenido experiencia haciendo clases en colegios, sé que motivar la asistencia y reunir astrofísicos connotados, no es menor. De hecho, es una cuestión totalmente valorable, con un estándar bastante alto, y dirigidos a niños que lamentablemente no tienen la posibilidad de acceder a estos conocimientos”.

Finalizada las conferencias, los estudiantes que participaban en esta primera olimpiada debieron realizar una prueba escrita que evaluaba sus conocimientos sobre astronomía. Se reconocieron las tres puntuaciones más altas, que corresponden a:

  • Tercer lugar: Matías Lacroix, del colegio Perfecto de la Fuente de Rinconada.
  • Segundo lugar: Joaquín Faúndes y Benjamín Naveas, de Escuela Básica Libertad de San Esteban.
  • Primer lugar: Benjamín Urbina y Benjamín Cortés, de Escuela El Sauce, y Dayson Osorio, de Escuela Libertad de San Esteban.

Los estudiantes que obtuvieron el primer lugar recibieron como premio una invitación, con todos los gastos pagados, para visitar la ExpoCiencias Nacional, actividad que se realizará los días 8, 9 y 10 de noviembre en la Universidad Central, Santiago; premio que fue gestionado por International Movement for Leisure Activities in Science and Technology América Latina (MILSET AMLAT).

La actividad también contó con una exposición de dibujos, maquetas e infografías realizadas por estudiantes de los diferentes cursos de la Escuela Básica El Sauce. Entre estos trabajos se destacaron los dibujos de Monserrat Torres, de segundo año básico, y Angelina Soto, de octavo año básico, quienes recibieron un diploma de reconocimiento.

En total, fueron doce los establecimientos que participaron en la Primera Olimpiada Regional de Astronomía, estos fueron: Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer Zamorano, de la comuna Quilpué; Escuela Aurora Velasco Pérez de Santa María y Escuela Carmela Carvajal de Prat, de la comuna de San Felipe; Escuela María Isabel Brown, de la comuna Calle Larga; Escuela Básica el Corazón y Escuela Básica Libertad, de la comuna de San Esteban; Escuela Perfecto de la Fuente, de la comuna de Rinconada; Escuela Básica el Sauce, Escuela Ignacio Carrera Pinto, Escuela José Miguel Carrera, Escuela España y el Liceo República Argentina, de la comuna de Los Andes.

Compartimos algunos testimonios de los asistentes a las Primeras Olimpiadas de Astronomía Escolar de la Escuela El Sauce y fotografías de la actividad:

.

“Las charlas fueron muy interesantes porque no sabía que se puede ver con telescopios. Lo que más me llamó la atención fue cuando hablaron de las supernovas. Es que a mí me gusta la ciencia, he ido a dos congresos, en el museo de Historia Natural de Santiago y otro en Valparaíso, pero no hablaron de astronomía, sino sobre seres vivos. Creo que las mujeres no siempre tenemos que estar en la casa, si no que también podemos explorar y hacer descubrimientos”.
Angelina Soto, estudiante de 8° básico del Colegio El Sauce.

“Participar con Telescopios Chile me ha servido como experiencia porque al acompañarlos he podido conocer otras realidades, otros colegios y no me imaginé que había tanto interés como en la ciencia, en aprender. Hoy en día, prácticamente, todo lo que importa en los colegios es llegar a la Universidad y ganar plata, pero que aquí hay otra perspectiva en los alumnos y eso me gusta a mí. Creo que hoy no solo a mostrarle el sol a los niños, si no que también vine a aprender de ellos”.
Felipe Gutiérrez, Telescopios Chile.

“Yo quise venir a las Olimpiadas de Astronomía porque no sabía nada de ello y quería aprender un poco. Me pareció muy divertida e interesante la actividad, conocer los telescopio y sobre agujeros negros. Además, conocí a varios compañeros de otros colegios. Creo que sería interesante estudiar algo relacionado con ciencia. Es que mis clases son divertidas, a veces nos hacen hacer actividades en grupos o en parejas y a mi me gustan mucho, me divierto con ellas”.
Matías Valenzuela Rodriguez, estudiante de 8° básico de la Escuela José Miguel Carrera.

“Estoy muy contento de haber participado en esta Primera Olimpiada de Astronomía que organizo la Escuela El Sauce de Los Andes, a través de su profesor Carlos Montenegro. Me parece que la cantidad de participantes ha sido muy buena, vino gente de Quilpué, de Calle Larga, de San Felipe, lo que le dio gran realce a la ceremonia, además de la presencia de las autoridades regionales,  pues así sentimos nosotros como profesores que se está apoyando las actividad que se están haciendo en las escuela. La verdad nos sentimos bastante orgullosos como compañeros de Carlos Montenegro en el curso ICEC de poder acompañarlo”.
Juan Pablo Mazurett Belmar, profesor de Escuela España de Los Andes.

“Ha sido todo super entretenido, nos ha permitido conocer cosas nuevas, como los telescopios, que son materias que en el colegio no pasan, pero aquí he aprendido a armarlos, a saber cómo funcionan, se profundizan más los temas de la ciencia y lo relacionado a los planetas, las galaxias y todo eso. Ha sido una experiencia muy bonita y espero que no sea la última”.
Octavio Díaz, estudiante de 8° básico de la Escuela España de Los Andes.

“Ha sido una muy bonita iniciativa, siento que es muy motivador para todo el resto de los colegas que estamos participando en esta olimpiada, porque nos invita a reproducirlas en nuestros establecimientos. Es la primera participación de cada uno de  los estudiantes que me acompañan en una actividad de este tipo, pues nuestra escuela recién está empezando a unirse a este tipo de actividades, pero tenemos las ganas de seguir participando en todas las que podamos. Felicitar a la Escuela El Sauce por la organización, el compromiso y el recibimiento”.
Pablo Castillo, profesor de la Escuela Perfecto de la Fuente de Rinconada de Los Andes.