Columna de opinión: “Ciencia, Escuela, Universidad y Sociedad”

La sociedad en la cual estamos educando a nuestros niños y niñas nos plantea desafíos que van más allá del aula. Es por esto que son necesarios algunos espacios de interacción entre la escuela y otras instituciones en donde aprendan.
POR José Luis Carvajal
Asesor científico Feria “Haciendo ciencia voy creciendo” PUCV
PARTE DEL COMITÉ ASESOR DE OLADIC

La sociedad en la cual estamos educando a nuestros niños y niñas nos plantea desafíos que van más allá del aula. Es por esto que son necesarios algunos espacios de interacción entre la escuela y otras instituciones en donde aprendan. Es aquí donde la ciencia aparece como un medio que enriquece el proceso de enseñanza-aprendizaje con un impacto concreto en esta sociedad, tratando de explicar el mundo que nos rodea.

Nuestra feria científica -organizada por la Escuela de Pedagogía PUCV y el proyecto Explora Valparaíso- plantea cada año algunos desafíos en torno a la interacción de cuatro ejes centrales que son claves para los procesos de enseñanza-aprendizaje en una sociedad actual: Ciencia, Escuela, Universidad y Sociedad. Esta feria es un espacio de interacción entre las instituciones, pero también articula de manera concreta el desarrollo de habilidades, tanto en el ámbito de la ciencia como en habilidades transversales que se deben potenciar en nuestras niñas y niños. Entre éstas destacan la forma de investigar y construir conocimiento científico, partiendo siempre de las explicaciones que ellos ya tienen, incorporando respuestas con base científica que complementen esa comprensión y explicación del mundo que nos rodea.

El trabajo conjunto entre estos cuatro ejes centrales, en torno a proyectos científicos que se reúnen en una feria científica, permite la formación de futuros profesores, contribuye a la mejora y calidad de la educación tanto a nivel universitario como a la enseñanza de las ciencias a nivel escolar, acorde con la visión y la importancia de conocer y explicarnos el mundo de manera concreta y cercana en un contexto real con preguntas científicas que son trabajadas en la región con estudiantes y profesores de nuestra región, científicos de nuestra región y el apoyo de la universidad.

El trabajo científico y su rigurosidad implican comprender que la ciencia no son sólo habilidades científicas y que no se ejecuta de manera aislada. Además, permite incentivar aspectos importantes para el desarrollo de todo estudiante, como la creatividad y la sensibilidad.

La feria “Haciendo ciencia voy creciendo”, como articulador central, aporta concretamente en la construcción de conocimiento, la formación profesional y la interacción con docentes en las escuelas, además del trabajo conjunto con otros actores en la sociedad. Esta forma de ver la educación científica y la comprensión del mundo, acerca a la comunidad de la región con el quehacer científico en un contexto real, vinculando la investigación científica con su quehacer en el aula, identificando algunas ideas científicas fundamentales que nos permitirán tomar decisiones sobre problemas cotidianos con una postura clara y crítica.

Columna publicada en El Mercurio: Ver original