Profesores de La Ligua se capacitan en torno al Programa Experimento

El jueves 19 de abril se vivió una nueva jornada de formación del Programa Experimento de la Fundación Internacional Siemens Stiftung, ésta vez fue en el Colegio Domingo Ortiz de Rozas de La Ligua, donde el profesor ​Luis Basaez, ganador de la Feria Científica “Haciendo ciencia voy creciendo” que organizó la Escuela de Pedagogía junto […]

El jueves 19 de abril se vivió una nueva jornada de formación del Programa Experimento de la Fundación Internacional Siemens Stiftung, ésta vez fue en el Colegio Domingo Ortiz de Rozas de La Ligua, donde el profesor ​Luis Basaez, ganador de la Feria Científica “Haciendo ciencia voy creciendo” que organizó la Escuela de Pedagogía junto a Explora Valparaíso el 2017, fue capacitado junto  un grupo de colegas en torno al Recurso +4.

La jornada de formación estuvo dirigida a diez profesores de distintas asignaturas y niveles de la institución educativa y fue dictada por el Dr. José Luis Carvajal y la docente y asesora del programa ICEC, Delia Cisternas.

Los asistentes vivieron la experiencia directa de conocer y experimentar con la caja +4, aprendiendo las actividades del módulo Medio Ambiente y en específico indagaron en torno al agua como elemento transversal de la Ciencia, que también está presente en el currículum nacional educativo. La formación buscó ver las habilidades transversales de los alumnos, evidenciar oportunidades educativas, asociar actividades y unidades al contexto nacional.

Los docentes del colegio se notaron muy entusiasmados y motivados durante la formación. Patricio Tapia, profesor de Educación General Básica, destacó que: “pudimos vincular todos los experimentos con una unidad, no viene un experimento solamente para un contenido, sino que vienen varios, y así trabajar en un tema. Y lo bueno es que se pueden usar en otras asignaturas y áreas, no solo en Ciencia”.

Además, señaló que “los experimentos muy simples, los recursos que trae nos facilita realizar las actividades dentro del aula, ya que son materiales que podemos reponer y se pueden comprar en librerías. Entonces la caja se puede utilizar por mucho tiempo”.

Esta opinión es compartida por Natalia Aguilera, profesora de Educación General Básica y con jefatura en primer año básico: “la verdad nunca pensamos que podría tener tantos elementos cotidianos que nos pudiese facilitar la experimentación con los niños. Entonces es un mundo nuevo para poder trabajar con ellos”.

Natalia apuntó también a la experiencia vivida, expresando que para ella “fue una jornada motivadora, de fácil comprensión y completamente aplicable a la realidad que tenemos hoy, considerando que los laboratorios para primer ciclo básico están muy alejados de las planificaciones”.

Motivando la ciencia en primer ciclo básico

 

Luis Basaez es profesor titulado de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y desde hace algunos años se encuentra trabajando en el Colegio Domingo Ortiz de Rozas de La Ligua.

En la institución ha estimulado de forma permanente la Ciencia en sus pequeños alumnos, un ejemplo de ellos fue su participación en la Feria “Haciendo ciencia voy creciendo” el años 2017  junto a estudiantes de primer ciclo básico.

¿Cómo fue ganar la Feria Científica “Haciendo ciencia voy creciendo” 2017?

“Los niños estaban muy felices porque el grupo que se conformó en el curso lo eligieron los mismo compañeros y ese grupo que se formó se vinculó mucho con el trabajo del proyecto que ellos quisieron hacer. El grupo investigó en base a unos elementos que habían en la sala y llegaron al tema de la sequía y de ahí a los conceptos de cultivos que se podían desarrollar en la zona y que no necesitarán tanta agua”.

¿Cuál fue el efecto que este triunfo tuvo en tus alumnos?

“Ellos estaban felices y muy orgullosos. Estaban orgullosos por mi también, porque me veían a mi feliz, porque ellos sabían que el objetivo principal era llegar a la Feria, el hecho de salir destacados era para ellos demasiado increíble, pero a la vez sabían que podían lograrlo”.

¿Qué te pareció el premio que recibiste al ganar la Feria?

“¡Fabuloso! De hecho no quisimos intervenir hasta que nos vinieran a capacitar. Se sacaron lo elementos, se observó, pero nada más, porque la idea es que cuando se llegue a ejecutar con los niños sea de buena manera. No es lo mismo leer las instrucciones y seguirlas, a vivir esta experiencia que nos muestra cómo podemos apuntar las distintas actividades a los niños”.

Respecto a esta jornada, ¿cuál es tu percepción luego de la formación?

“Yo quedo fascinado y muy contento por los colegas, porque ellos van a poder tener acceso a esto y mejorar los aprendizajes con sus estudiantes, y que todos los niños del colegio tengan acceso a este material y al ser los profesores capacitados no habría una piedra de tope para que ellos no puedan integrar algunos de estos experimentos en las aulas”.

¿Qué espera realizar con la caja experimento en el aula?

“Motivar a los niños con experimentación y que puedan aprender los distintos contenidos que se pasan durante el año de manera más lúdica. También, generar pequeños proyectos para nuestra propia feria científica”.

¿Por qué decidiste integrar a más profesores en esta jornada?

“Principalmente porque tenemos pocas instancias de capacitación. Generalmente los profesores somos los únicos que nos tenemos que auto-costear el pago de cursos, entonces las instancias para poder realizar estas charlas o talleres son pocas. Además, con el respaldo que tiene el hecho de que sean dictadas desde la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso es fantástico”.

¿Sientes que esta capacitación contribuirá a la relación del colegio con la ciencia?

¿De qué manera?

“Sí, de todas maneras. Generalmente lo que era Ciencia en el primer ciclo estaba poco presente y con esta formación los profesores van a poder motivarse, porque el material está ahí. Además, este año se creó un taller de Ciencia que está conformado por 12 alumnos de segundo básico y se incluyeron dos niños de sexto básico. La idea es que todos puedan participar y crear una academia de Ciencia”.

Por Silvia González