Profesor Carlos Montenegro de la Escuela El Sauce de Los Andes comparte su experiencia respecto del Programa Internacional Experimento

La Escuela El Sauce se ubicada en la ciudad de Los Andes. Desde allí, el profesor Carlos Montenegro, coordinador de la Academia de Astronomía Willka Wara de la escuela, compartió parte de su experiencia con el Programa Internacional Experimento de la Fundación Internacional Siemens Stiftung. “Lo conocí mediante ICEC, ya que nos mostraron este programa […]

La Escuela El Sauce se ubicada en la ciudad de Los Andes. Desde allí, el profesor Carlos Montenegro, coordinador de la Academia de Astronomía Willka Wara de la escuela, compartió parte de su experiencia con el Programa Internacional Experimento de la Fundación Internacional Siemens Stiftung. “Lo conocí mediante ICEC, ya que nos mostraron este programa y de qué manera se puede trabajar en instancias pedagógicas”, señaló el profesor. Después de una postulación, el Programa Experimento +8 llegó a la Escuela El Sauce y desde el año 2017 se ha trabajado con diferentes niveles.

“El programa es bastante positivo, porque presenta un material específico para ciertas unidades y lo mejor es que vienen las planificaciones hechas, la metodología de trabajo y las evaluaciones que se deben desarrollar, lo que lo hace bastante interesante (…) Es un equipo de implementación bastante acorde a ciertas unidades de aprendizaje que entrega el MINEDUC”, agregó respecto de la evaluación que realiza del programa.

El docente, que también imparte la asignatura de Ciencias a octavo básico, contó que el Programa Internacional Experimento ha sido trabajado en diversos cursos de la escuela, principalmente desde tercero a octavo básico. Sin embargo, no excluye a kinder y pre kinder, que han sido los cursos más interesados y animados en ocupar algunos de los elementos de la caja +8. “A los de kinder les encanta utilizar las lupas para ver distintos tipos de organismos, les gusta también ver las hojas y después dibujar lo que vieron a ojo descubierto y con la lupa”, comentó.

Pero Carlos Montenegro no es el único profesor que ha utilizado este programa, también lo ha implementado con Elías Leiva, docente de Ciencias de la Escuela El Sauce, como con otros profesores y profesoras de Primer Ciclo Básico. “Ahora el resto de profesores se ha involucrado más, nos han preguntado a mí y a Elías de qué manera se pueden desarrollar temáticas del programa y les hemos mostrado los materiales y las planificaciones (…) Eso ha incentivado el trabajo colaborativo, más en comunidad, también potenciando el querer enseñar cosas nuevas, innovadoras”, mencionó.

Respecto de las temáticas y unidades que se han realizado, Carlos Montenegro manifestó que se ha profundizado en Ciencia y la Tierra especialmente, debido al contexto geográfico donde se encuentran localizados y también por la iniciativa del establecimiento de mantener  huertas en la escuela. “Hemos utilizado las lupas que vienen en la caja para realizar experimentos de observación que tengan que ver con algunos pequeños organismos que se encuentran dentro del entorno de la escuela, como así también tomas de muestras y análisis de las aguas”, indicó.

“Hemos trabajado en dos instancias, tanto dentro como fuera del aula. Es un programa bastante completo, por lo que a través de él podemos hacer varios tipos de trabajos y hemos tratado de sacar el mayor provecho a todo el material que viene. Entonces sí, lo hemos trabajado en las aulas, pero también nos ha potenciado el laboratorio donde se desarrollan otro tipo de actividades”, expresó.

En relación a los estudiantes, el profesor manifestó que “lo que les llama más la atención es realizar los circuitos, tanto abiertos como cerrados, y tratar de hacer una hidroeléctrica con los materiales que se entregan”. Además, para mantener una buena organización, los estudiantes se ordenan en equipos de trabajo donde existen dos personas encargadas de cuidar las cajas, entregar los materiales y recibirlos al final de la jornada.

¿Qué habilidades potencia el trabajo en torno al Programa Internacional Experimento?

“Primero que todo desarrolla las habilidades científicas, aquel desarrollo científico que se puede manipular, que es concreto. Es enriquecedor tener una variedad de materiales que pueden ser manipulados y trabajados, conlleva a que ellos mismos digan ‘esto me hace aprender más que estar dentro de un aula con un plumón en la pizarra’. De hecho, por eso hemos estado también trabajando con el tema diversificado, donde trabajan distintos grupos con distintos temas. Ellos mismos han respondido y han visto que aprenden más con la organización que trae la caja. Los materiales podemos ocuparlos más allá de lo que se nos entrega también, nos hemos salido un poco del marco y la hemos utilizado en otras aristas de nuestro quehacer científico. Nos ha fortalecido y lo más significativo es que a los estudiantes les gusta”.

Al realizar las actividades y experimentos, ¿cómo se vinculan al contexto territorial en el que se llevan a cabo?

“Creo que somos una escuela privilegiada por el lugar geográfico en el que nos encontramos, donde podemos realizar un sinfín de actividades con los elementos y materiales que nos entrega este programa y, de cierta manera, hemos ido desarrollando y potenciando una clase con elementos del ecosistema en el que estamos. Nuestro territorio es bastante enriquecedor, ya que se tiene una visión distinta al estar trabajando en lugares eriazos que están en el entorno de nuestro establecimiento. De hecho, se ha ido trabajando con los propios alumnos en espacios fuera de la escuela y hemos desarrollado así varias de las unidades que nos entrega el MINEDUC, y hemos ido tratando de desarrollar una investigación a pequeña escala, pero de cierta manera creo que el análisis y las muestras que han tomado respecto de distintas unidades de contenido les han dado un aprendizaje más significativo (…) Nos entrega una gama de aristas, como la organización, el orden, una escala de planificación que está acorde con las unidades que nos entrega”.

Por Catalina Portales