Dra. Valeria del Campo ¨La ciencia se tiene que democratizar, todos tenemos que estar alfabetizados científicamente para poder tomar decisiones en nuestras vidas y en la sociedad”

Valeria del Campo es Dra. en Física e investigadora del Departamento de Física de la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM). Actualmente se encuentra investigando sobre celdas solares, coordinando el curso de electromagnetismo en la carrera de Física, además de ser asesora de Oladic. Hablamos con ella sobre su actual investigación, el rol de las […]

Valeria del Campo es Dra. en Física e investigadora del Departamento de Física de la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM). Actualmente se encuentra investigando sobre celdas solares, coordinando el curso de electromagnetismo en la carrera de Física, además de ser asesora de Oladic. Hablamos con ella sobre su actual investigación, el rol de las mujeres en la ciencia y la enseñanza de su disciplina en los establecimientos educacionales Chile.

La Dra. del Campo se ha especializado en estudiar la materia condensada en la Física y más específico en la investigación de la Nanociencia. “La Nanociencia trata de que materiales a escalas muy pequeñas, de una millonésima de milímetros, tienen propiedades distintas que cuando grandes. Por ejemplo, las nanoestructuras del oro no son doradas como uno ve, sino que son rosadas o pueden ser verdes o azules, dependiendo de la forma y tamaño. Hay todo un mundo que es nuevo, que está disponible para explorar y con esto yo quise trabajar”, Señala.

Durante el último tiempo se ha dedicado a aplicar nuevas experiencias en la Nanociencia como las estructuras a base de Carbono u otros nanomateriales, pero también ha investigado sobre celdas solares y sus utilidad en Chile. Sobre esta nueva exploración cuenta que “las mismas celdas solares que se aplican en otros países no serían aplicables en el Desierto de Atacama, probablemente. Y en ese sentido la Nanociencia tiene mucho que aportar”.

Sobre su experiencia trabajando en esta área, afirma que su práctica profesional le ha enseñado a que “hay que trabajar de manera interdisciplinaria, sobre todo porque esta área tiene aplicaciones en otras disciplinas como Ingeniería, Medicina, Farmacia, Energía, así que el trabajo interdisciplinario y colaborativo es el mayor aprendizaje que he obtenido”.
Actualmente, Valeria del Campo ha empezado a investigar sobre la educación en Ciencia, un área que desea desarrollar más.

Investigar y estudiar Física en Chile

Desde su experiencia como investigadora en el área de Física, comenta que en Chile se hace buena ciencia para las condiciones que existen, pero éstas siguen siendo muy malas. “No podemos estar haciendo Ciencia con equipos que tiene 10 o 20 años de antigüedad y tratar de competir a la par con otros países que tienen equipos de última generación. Además, queremos pasar de la Ciencia a la Tecnología y para dar ese paso necesitamos efectivamente equipamiento que nos permita hacer eso, que nos saque de los experimentos en laboratorios y nos lleve a crear nuevos dispositivos”.

“En Chile es difícil hacer Ciencia de Frontera, sobre todo en el trabajo de Física experimental. Por lo tanto, se necesita equipamiento muy caro y eso en Chile no hay o es muy poco. Entonces la experiencia de trabajar en Chile es que uno tiene que construir una buena base de equipamiento y hay que ser ingeniosos, lo que ha sido súper bueno, porque desarrolla varias características como la tolerancia a la frustración, porque uno se equivoca, las cosas salen distintas, hay que volver a repetirla, etc”.

La ciencia de frontera es generar conocimiento que sea relevante para el mundo y es medido por la publicación de éste en revistas científicas de alto impacto y que sean muy citadas. “Chile está muy bien posicionado. A nivel de la OCDE está en el promedio de publicaciones de alto impacto a nivel general, pero esto tiene que mejorar y pasar a la Tecnología”.

A nivel local, la Dra. Valeria del Campo tiene una mirada muy crítica respecto a cómo los niños y jóvenes en Chile están aprendiendo Física en los establecimientos educacionales. Afirma que es necesario que los estudiantes aprendan fenómenos y experiencias, más que conceptos de la disciplina, que por sí solo son muy difíciles de comprender.

“La Física en los colegios debiese estar mucho más basada en experimentos, no creo que sea necesario ver tantos contenidos, creo que es mucho más importante darles la experiencia de lo qué es la Física, porque esta disciplina tiene que ver con la realidad, con experimentos, con ejemplos de la vida cotidiana y creo que falta el espacio para mostrar eso”. Por eso la especialista propone un cambio profundo en el currículum escolar, donde se potencien los conceptos que desarrollen las competencias y habilidades científicas en los alumnos.

La experiencia del Aprendizaje Activo en la UTFSM

La metodología del aprendizaje activo se basa en la experiencia de los estudiantes en el aula. El docente deja de exponer ideas y de ser quien tiene el conocimiento para ser traspasado a los alumnos. Durante la clase se le entrega a los alumnos actividades donde ellos mismo descubrirán relaciones, conceptos claves y fenómenos.

Esta metodología es practicada desde el 2011 en el curso de Física Clásica en la UTFSM y en 2014 se incorporó el módulo de electromagnetismo. Sobre este proceso, la Dra. del Campo declara que “la gran diferencia con las metodologías tradicionales, es que el estudiante resuelve los problemas en la clase, por lo tanto en el aula, profesor y estudiante se dan cuenta de las dificultades. En la metodología tradicional el estudiante está solo en la casa resolviendo los problemas, por lo tanto, no hay nadie que lo ayude en la parte más importante que es cuando aplican el conocimiento, y eso no puede pasar”.

“Durante la clase los estudiantes hacen algunos experimentos o actividades de desarrollo que los llevan a encontrar los modelos que se utilizan después. Una vez que ellos encuentran esos modelos los usan para trabajar el contenido o temática de esa clase. Y el profesor, por su parte, solo habla por diez minutos máximos, lo que hace es una abertura de clase y cierre de actividad para sacar las ideas más importantes, pero los estudiantes son los protagonistas del aprendizaje, eso es lo más importante”.

El Aprendizaje Activo, es un proceso que está en constante renovación, cada semestre se evalúan las actividades y se modifica lo necesario para así lograr una mejor experiencia en la enseñanza para el siguiente año.

Las mujeres en la Ciencia

“Hay pocas mujeres en la física a nivel nacional e internacional, es un problemática mundial. De lo que he leído al respecto, tiene que ver con la autoconfianza de las mujeres para hacer Física y con esta tendencia de que para ser físico hay que ser súper inteligente y no es así. Para ser físico, como para cualquier otra área, hay que esforzarse, tener una disciplina, tener ganas, pero no hay que ser ningún genio, es decir todos podemos aprender Física” Señala.

Este panorama nace desde la etapa escolar, La Dra. Valeria del Campo afirma que “esta brecha científica parte en cuarto básico. Es increíble cómo son las mujeres las menos interesadas en Ciencia a tan corta edad. Hay que tratar de disminuir esta realidad o poner ejemplos de mujeres científicas, hacer actividades que sean para los dos géneros. Hay que ser mucho más cuidadosos con el lenguaje y la forma de enseñar”.

“Es necesario motivarlas desde pequeñas, creo que es necesario que los profesores y la sociedad completa nos demos cuenta que es un problema real que las mujeres no se están insertando en la Ciencia. Creo también, que los padres tienen una gran responsabilidad, está reportado que los padres le ponen techo a sus hijas. Las expectativas sobre ellas por ser mujeres en cuanto a la Ciencia es menor, respecto a los hombres. Los papás no esperan que sus hijas sean científicas o ingenieras”.

Pero, ¿cómo podemos mejorar esta realidad? “Como sociedad completa, padres, colegios y empresas tienen que fomentar que las mujeres sí estén en la Ciencia. La Ciencia se tiene que democratizar, todos tenemos que estar alfabetizados científicamente para poder tomar decisiones en nuestras vidas y en la sociedad” responde.

Asesora en Oladic

Además de todas sus actividades académicas y como investigadora, Valeria del Campo es asesora de nuestro observatorio. Destaca que Oladic propone una visión de cómo se está haciendo Ciencia, cómo se enseña Ciencia en Latinoamerica.

“Latinoamérica es un territorio distinto de Europa y Estados Unidos, con sus propias riquezas y problemas, y creo que es importante definir una postura respecto a la educación en Ciencia en la región”, comenta.

¿En qué le gustaría contribuir a Oladic? “Lo que más me llena es el trabajo con profesores. Nosotros aquí hemos hecho algunos talleres para profesores sobre nuevas metodologías de enseñanza y es increíble ver que los docentes se entusiasman cuando uno le muestra cosas nuevas y como participan, y también todo el aporte que ellos no hacen a nosotros. Para mí poder trabajar con profesores y desde ahí cambiar la educación en Ciencia en los colegios, creo que ahí es donde yo más puedo aportar”, resalta.

A principio de mayo, Valeria de Campo fue invitada a participar en la primera reunión de “Valparaíso, Territorio STEAM”, respecto a esta jornada comenta que “fue una muy buena reunión y es una excelente propuesta. Mis expectativa para la siguiente reunión es que empecemos a pensar en cuál es el aporte de cada uno y hacer redes de colaboración. Es mucha gente la que está participando, de distintas instituciones, por lo tanto, no podemos esperar que de aquí a la segunda reunión todos estemos colaborando con todo, pero sí podemos empezar a generar pequeñas redes de colaboración que después vayan aumentando”.

Referencias bibliográficas:

La Dra. en Física recomienda al autor David Hestenes, físico estadounidense y educador en Ciencias. Es el fundador de Modeling Instruction, un programa basado en la investigación para reformar la Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas (STEM) y Educación. En su web se encuentran distintos modelos de trabajos, talleres e información necesaria para la aplicación de esta metodología.
Además, Valeria del Campo recomienda dos papers que el autor escribió: