Educación STEAM: Mirar el mundo desde Valparaíso

Por Silvia González. Periodista Oladic   El día 3 de mayo de 2018 se constituyó la Red STEAM Valparaíso, desde ahí el proyecto ha evolucionado y crecido en participantes e ideas. Hoy cuenta con el apoyo de distintos representantes de instituciones como la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM), […]
Por Silvia González. Periodista Oladic

 

El día 3 de mayo de 2018 se constituyó la Red STEAM Valparaíso, desde ahí el proyecto ha evolucionado y crecido en participantes e ideas. Hoy cuenta con el apoyo de distintos representantes de instituciones como la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM), Universidad Adolfo Ibáñez, Fundación Internacional Siemens Stiftung, Fundación Piensa, British Council, la Secretaría Regional Ministerial de Educación de Valparaíso, Fundación Carlos Condell, Fundación Puerto Ideas, el Colegio Patricio Lynch, el Colegio Guardiamarina Riquelme y el Observatorio de Responsabilidad Social de la PUCV, entre otros. Todos unidos por hacer de este proyecto una realidad en la Región de Valparaíso y la enseñanza de sus niños y niñas.


¿Qué es educación STEAM?

 

En un principio el acrónimo STEM: Science, Technology, Engineering & Mathematics, en español, de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, respectivamente, fue acuñado hace unos 20 años y agrupó las cuatro mayores áreas de conocimiento propias de la ingeniería y la ciencia.

Luego se agregó el Arte a estas cuatro materias para dar a luz a lo que hoy conocemos como STEAM, convirtiéndose en un término mundialmente conocido en el ámbito de la educación.

Hoy es definido como la metodología de aprendizaje interrelacionado en las áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas y Artes, en el nivel escolar básico, que estimula a niños y niñas a observar, explorar, descubrir y construir por medio de la realización de desafíos colaborativos y multidisciplinares entre estos ejes de conocimiento.

El objetivo de acuñar este término fue promover entre las futuras generaciones el interés en estas áreas. Desde entonces, diversos países han hecho grandes inversiones en la educación STEAM, y en países en vías de desarrollo, las políticas públicas relacionadas a STEAM se orientan a tratar de resolver problemas de inequidad y acceso a la educación.

De lo anterior, se desprende la tarea de ayuda a los estudiantes a ser ciudadanos más críticos y enfrentar de manera más preparada los desafíos de la sociedad, dado que muchas de las actividades humanas actuales requieren una base mínima de conocimiento científico y tecnológico.

Es así como este método educativo ha potenciado el descubrimiento del territorio y prácticas cotidianas desde una mirada integrativa. Lo que se traduce en una educación participativa, donde se enseñan estas cinco disciplinas, que comúnmente se han impartido por separado, hoy son expuestas de manera participativa y bajo un enfoque tanto teórico como práctico para su comprensión.

¿Por qué crear un Territorio STEAM en Chile?

 

La iniciativa de insertar una Educación STEAM en Chile fue convocada por Observatorio Latinoamericano de Didáctica de las Ciencias (OLADIC) de la Facultad de Ciencias de la PUCV junto a la Fundación Internacional Siemens Stiftung con el fin de avanzar en la instalación de esta red en nuestro país.

Esta metodología educativa impactaría de manera positiva en los estudiantes chilenos ya que se aúnan conocimientos y se logra contextualizar el currículum con el territorio, trayendo como consecuencia una enseñanza más significativa y motivante para ellos.

Actualmente, muchos consideran que se está educando desde una descontextualización de la enseñanza que lleva a los alumnos a aprendizajes mecanizados y poco significativos. En muchos casos, por lo que el estudiante aprende en el aula le es poco útil para entender su contexto, y menos podrá crear soluciones para los problemas que afectan las condiciones de su calidad de vida.

Así, el desarrollo de prácticas integradas desde la visión de STEAM, significaría que ellas estén centradas en los estudiantes y direccionadas al desarrollo de sus habilidades. Como también, a la generación de competencias, tanto en los estudiantes como del profesorado, que les permitan resolver problemas asociados a su país y la propia comunidad local.

Este gran desafío se traduce en un afanoso trabajo por parte de todos quienes fueron convocados y quienes deseen participar en el proyecto. Es así como los encuentros que se han realizado han tenido como objetivo “conocernos entre las distintas instancias y así poder articular esfuerzos para empezar a generar acciones coordinadas a distintos niveles (universidades-organizaciones no educativas). Todo para pensar en cómo mejorar la calidad de vida de la región mediante la ciencia y la tecnología”, comentó la Dra. Corina González, académica de la PUCV y directora de OLADIC, quien ha asistido y colaborado con la formación de la Red .

Además, es importante tener en cuenta que estos procesos toman tiempo de organización tanto logístico como de movilidad de conocimientos y de capital humano. La Dra. Corina González considera que formar este tipo de redes es un proyecto a largo plazo. “Estos cambios son lentos. Por ejemplo, en Medellín comenzaron hace diez años y hoy ya se puede ver el impacto, incluso en los índices de superación de la pobreza. Yo me imagino que este proyecto también puede llegar a tener ese efecto en el largo plazo, creo que este año será de diagnóstico y de visualizar las primeras líneas de acción que se podrían estar definiendo a finales de este año o ya dentro del próximo año”.

“Pensando Valparaíso como territorio STEAM”

 

Ahora bien, al pensar en una Educación STEAM en Chile, la región elegida fue Valparaíso, pues es un territorio intercultural y lleno de retos por resolver, donde la metodología STEAM puede ser un eje estratégico para su desarrollo transversal.

En este sentido, Ulrike Wahl, consultora externa para la Fundación Internacional Siemens Stiftung, señala que “Valparaíso es una ciudad fascinante y llena de retos por resolver, donde una muy buena educación es un vector estratégico para su desarrollo. Lo importante es que si la ciudad toma esta formación STEAM integral en la que todos participen, podría significar que esta joya del pacífico pueda lucirse con un paraguas temático adicional, que es el desarrollo para todos y con todos. Además, al ser Valparaíso una ciudad Unesco, ya la tiene con un foco de luz en esa ciudad, es por ello que STEM más Cultura sería un complemento y le daría una identidad muy particular”.

Al tener una formación STEAM integral en la ciudad porteña se potenciará la participación de distintos actores lo que podría significar un desarrollo multidisciplinar para todos y con todos. Dando a Valparaíso un sello cultural que complementaria la identidad particular por la que se ha caracterizado a nivel mundial y la que lo lleva a ser una ciudad UNESCO en la actualidad.

Otro eje importante al tener en Valparaíso una educación STEAM, es que la ciudad tiene una serie de aspectos ambientales que disminuyen la calidad de vida de la comunidad porteña, y que pueden ser parte de las soluciones que profesores y alumnos pueden generar bajo esta metodología. Algunas de estas problemáticas son:

  • Escasez y contaminación del agua.
  • Mal manejo de la basura.
  • Uso ineficiente de la energía.
  • Sobreexplotación de los recursos marinos.

Es así, como la creación de una Red STEAM a nivel regional, puede contribuir a la promoción de un trabajo integrado en este ámbito, que ponga al servicio de los problemas regionales un conjunto de actores de diversas áreas del saber e instituciones, lo cual no sólo mejorará la propia formación de los estudiantes y a la comunidad de este territorio, sino que también puede ser un factor que contribuya de manera positiva a resolver ciertos problemas que aquejan a la Región.

Cristián Merino, Jefe de Carrera de Pedagogía en Química y Ciencias Naturales, y Encargado de Territorio STEAM Valparaíso, destaca la importancia de generar este trabajo en conjunto la región. En donde se “establezcan líneas de acción y trabajo entre diferentes actores. Cada una de esas áreas puede aportar ideas para innovar, emprender, investigar y generar conocimiento nuevo que permita a las empresas, instituciones o colegios entender cómo usar este conocimiento básico para crear soluciones integrales, sostenibles y sustentables en el tiempo para la Región de Valparaíso”.

El profesor Cristian fue también el encargado de representar a Territorio STEAM Valparaíso en  Seminario Internacional STEAM de la Alianza del Pacífico que se realizo en la Universidad Peruana Cayetano Heredia en Lima, Perú los días 13 y 14. de agosto. A esta instancia asistieron representantes de diversos países y juntos proyectaron un trabajo en conjunto para contribuir al desarrollo de una Educación STEAM en Latinoamérica.