Integrantes del Programa Experimento de la PUCV conocieron la iniciativa argentina “Infinito por Descubrir”

En octubre pasado Corina González, Delia Cisternas y Paula Gutiérrez, integrantes del Programa Experimento de la Fundación Internacional Siemens Stiftung de la PUCV, viajaron a Mendoza a conocer los detalles de la iniciativa argentina de educación no formal “Infinito por descubrir” (Ixd). “Infinito por descubrir” es un proyecto que cree en un espacio de educación […]

En octubre pasado Corina González, Delia Cisternas y Paula Gutiérrez, integrantes del Programa Experimento de la Fundación Internacional Siemens Stiftung de la PUCV, viajaron a Mendoza a conocer los detalles de la iniciativa argentina de educación no formal “Infinito por descubrir” (Ixd).

“Infinito por descubrir” es un proyecto que cree en un espacio de educación fuera de la escuela, al que los chicos y jóvenes van a aprender, descubrir y experimentar diversas disciplinas de base tecnológica para descubrir vocaciones y talentos porque así lo han decidido.

Su propuesta está orientada a que los chicos y chicas puedan generar modelos de pensamiento propios, trabajen en equipos, desarrollen habilidades como la empatía, la tolerancia al fracaso, la autoestima, la adaptación al cambio; aprendan a identificar información relevante y organicen el multitasking natural.

Para conocer más sobre esta iniciativa entrevistamos de las integrantes del Programa Experimento que visitaron en terreno a “Infinito por descubrir” para conocer sus percepciones y reflexiones de este viaje.

El motivo de este viaje fue gracias al contacto de Damián Avilés, ex alumno del Magister de Didáctica, pertenece al grupo PRETec (profesores reflexionando por una educación transformadora en ciencias) y actual docente del Centro Infinito por Descubrir.

“Damián nos había contado de su trabajo en el Centro y nos llamó mucho la atención, sobretodo porque se trata de un trabajo que se hace con niños y jóvenes, que es interdisciplinario, en donde convergen las ciencias, el arte, el diseño, la tecnología, en pos de que los niños realicen proyectos que ellos mismos proponen. Es realmente muy interesante”, explicó Paula Gutierrez, docente e integrante del Programa Experimento PUCV.

Por su parte, Delia Cisternas, Facilitadora del Programa Experimento PUCV, mencionó que: “Teníamos una visión general del trabajo realizado en “Infinito por descubrir”. En ese contexto es que desde Siemens PUCV, le hicimos entrega de un portafolio de Experimento +10, a Damián como un recurso que quedó a su cargo. Fue así que con la intención de interiorizarnos del trabajo realizado en la línea de educación no formal, es que se realizaron los contactos y se gestionó el viaje”.

La evaluación de esta experiencia fue positiva para las tres. Paula Gutiérrez destacó que fue un viaje “absolutamente enriquecedor.Fuimos observadores de una realidad muy distinta a la nuestra, que es capaz de potenciar los intereses y habilidades de sus estudiantes y que parte de un programa de estado, cosa no menor. Traemos con nosotras ideas de mejora, nuevas ideas y ganas de seguir el contacto con Ixd”.

Las tres asistentes realizaron distintas actividades junto al equipo de “Infinito por descubrir”. Entre ellas estuvieron en espacios de conversación en torno a algunos temas como convocatoria de los estudiantes, reuniones con el Director y los docentes del Centro, conocieron los laboratorios, salas de investigación, huerto sustentable, proyectos de ejecución musical e interpretación (todas estas son actividades entre facilitadores y estudiantes que participan en el centro). Y tuvieron la oportunidad de estar de estar presentes en dos talleres del Laboratorio de Ciencias, en donde se trabajó con cursos de la Escuela y de varios talleres extraprogramáticos.

Dentro de lo que destacan las docentes fue la vinculación y motivación de los beneficiarios del proyecto. “Creo que lo más destacable es la motivación que generan en niños y jóvenes. En el Centro presentan la Ciencia como algo vinculado a la vida diaria, y que nos puede ayudar a afrontar problemas del entorno (por ejemplo, la sequía, la contaminación). Lo otro interesante es la relación que hacen entre todas las áreas del Centro. Una idea que parte en el laboratorio de ciencias (como cómo mejorar la calidad del agua que tomamos a través de filtros), puede terminar en un dispositivo que se diseña y elabora en el laboratorio de fabricación digital, donde hay diseñadores, impresoras 3D, etc”, distinguió la Dra. Corina Gonzalez

Tras conocer “Infinito por descubrir” hay varios aprendizajes que se pueden proyectar para el trabajo en Chile y Latinoamérica. En este sentido, Delia Cisternas destacó que “la pregunta que nos anima a reflexionar en torno a estas proyecciones es ¿Cómo se pueden incorporar en las aulas de nuestro país?. El conocimiento científico y tecnológico debe ser parte esencial de la cultura personal de los individuos. Para ello se hace necesario la reflexión, la integración del conocimiento y el juicio crítico en torno a situaciones de tanta
importancia en nuestro país y que atentan contra la biodiversidad y la salud de los ciudadanos, como es, por ejemplo, la zona de desastre ambiental que ha sido víctima la comunidad de Quintero y Puchuncaví, o la disminución considerable de los cursos de agua en la comunas de la Ligua y Calle Larga”.

Por su parte, Paula Gutiérrez detalló que “nuestra realidad es bastante distinta, hoy más distante que ayer. En Argentina se destinan muchos fondos a educación formal y también a educación no formal, lo que permite que un proyecto como Infinito por descubrir se pueda concretar. Sin tener en consideración las variantes políticas/económicas, el equipo de Mendoza sí nos permite expandir nuestra visión de ciencias a la interacción con otras áreas. Si bien ellos tienen distintos talleres de artes, diseño, música, informática, etc. Ellos logran que estás áreas se integren. Que los chicos que tienen diversos intereses no se sientan limitados a hacer sólo ciencias. La interacción de disciplinas es algo que estamos procurando trabajar, al menos yo lo hago en mi escuela, pero con un currículum tan rígido se vuelve difícil”.

“En primer lugar, que la clave está en trabajar de manera interdiscilpinar. Segundo, que es interesante darle libertad a los estudiantes para que ellos desarrollen lo que ellos quieran, no obstante, al menos en ciencias, se promueve el que los estudiantes aborden problemas relacionados con el territorio, lo cual es muy atractivo para ellos. Lo tercero es la idea de acompañar a los estudiantes en la realización de un proyecto concreto. Esto no solo se constituye en una instancia de aprendizaje interdisciplinar, sino además, la experiencia que se realiza termina en un producto concreto. Creo que eso es muy novedoso, puesto que además de vincular las diversas áreas del Centro en torno a un objetivo común le da al estudiante la oportunidad de ser creativo y de aportar a la sociedad de manera concreta”, expusó Corina González.

El trabajo en conjunto entre “Infinito por descubrir” y el equipo de Programa Experimento de la Fundación Internacional Siemens Stiftung de la PUCV continuará “a través de actividades que se proyectaron en conjunto. Una de éstas es el desarrollo de unidades didácticas en torno al tema del agua, (escasez, contaminantes y su importancia). Estas unidades serán desarrolladas por docentes, chilenos y argentinos en ejercicio y aplicada a sus respectivos estudiantes”, formuló Delia Cisternas, facilitadora del Programa Experimento PUCV.

Por su parte, Corina González declaró que “en el corto plazo, estaremos diseñando en conjunto unos módulos didácticos relacionados con el tema del agua. El problema del agua es crítico en nuestra región, pero también lo es en Mendoza. Nuestros compañeros trasandinos tienen experiencias educativas muy interesantes que nos interesa difundir. Más adelante veremos la manera de colaborar en otros ámbitos. Hay mucho interés de hacer cosas en conjunto”, indicó Corina González.

Por último, la directora de Oladic Corina González agradeció la experiencia y recibimiento del equipo de “Infinito por descubrir” con las siguientes palabras:

“Queremos agradecer en primer lugar a los docentes y directivos del Centro que nos acogieron tan amablemente durante tres días y nos mostraron de manera abierta su quehacer. Valoramos mucho la instancia educativa que han forjado y nos parece muy motivante aprender de ellos. También le agradecemos a la Fundación Siemens quien, a través del convenio conjunto que tenemos, hizo posible esta visita”.