Programa Ciencia en la Comunidad en la PUCV: explorando el territorio como espacio de aprendizaje

El viernes 30 de noviembre se realizó el cierre del año 2018 del Proyecto Ciencia en la Comunidad que nace tras un convenio entre la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y la Fundación Internacional Siemens Stiftung. En esta oportunidad se reunieron en el Campus Curauma de la PUCV las alumnas del taller “Corazones Verdes” del […]

El viernes 30 de noviembre se realizó el cierre del año 2018 del Proyecto Ciencia en la Comunidad que nace tras un convenio entre la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y la Fundación Internacional Siemens Stiftung.

En esta oportunidad se reunieron en el Campus Curauma de la PUCV las alumnas del taller “Corazones Verdes” del la Escuela Ramón Barros Lucos de Valparaíso y los estudiantes de la Escuela David Ben Gurión del Cerro Las Cañas. La jornada tenía el fin de que los alumnos conocieran las dependencias de la casa de estudio, expusieron su experiencia durante el año junto al proyecto Ciencia en la Comunidad y participarán en talleres científicos facilitados por los alumnos de la carrera de Pedagogia en Biologia de la Universidad.

Respecto a jornada, Daniel Opazo, encargado del proyecto, explicó que: “estamos en una actividad muy importante de cierre del Proyecto Ciencia en la Comunidad. Llevamos más de tres años trabajando de distintas maneras, primero con centros comunitarios, luego con la Escuela David Ben Gurión del Cerro Las Cañas, y desde este año también hemos estado trabajando con la Escuela Ramón Barros Lucos ubicada en el plan de Valparaíso. Y hoy día estamos cerrando todo este proceso que ha consistido principalmente en acompañar y colaborar con las comunidades escolares en innovación educativa vinculada a la exploración del territorio como un espacio pedagógico de aprendizaje”.

“Partimos con talleres facilitados por los estudiantes de la universidad para los estudiantes de las escuelas y ahora los estudiantes de las escuelas están presentando su resultado en esos stands a los estudiantes de la universidad. Ambas escuelas han desarrollado de distintas maneras procesos de exploración de territorio, a través de talleres o con las asignaturas usando metodologías de proyectos, y eso se refleja en sus presentaciones”, destacó Daniel Opazo en relación a las actividades realizadas por los niños y niñas de ambas escuelas.

Paola Farias, Profesora de Lenguaje y Comunicación de la Escuela David Ben Gurión, se refirió al trabajo que llevó a cabo el proyecto Ciencia en la Comunidad con sus estudiantes: “Ha sido una labor bastante enriquecedora para los estudiantes y profesores, porque ha generado un trabajo colaborativo que es tan necesario para generar aprendizaje en los estudiantes. Ha sido un trabajo muy metódico y que se ha llevado con mucha motivación por parte de los estudiantes. Estamos muy contentos y más con este encuentro que es demasiado valioso para ellos”.

Además, la docente agregó que gracias a estas instancias los alumnos y alumnas “ven la Ciencia de otra manera, más cercana, una forma de cómo acercarse y apropiarse al entorno, y a lo que los rodea. Eso es significativo, porque esos aprendizajes se expresan muy explícitamente en esa interacción”.

Katherine Poblete, estudiante de tercer año de Pedagogía en Biología PUCV, y quien junto a sus compañeros facilitaron talleres a los alumnos y alumnas de las escuelas asistentes, manifestó sobre esta actividad formativa que “nosotros generamos una actividad de manera didáctica para las niñas y niños de Ecología, en especial de interacción y las llevamos a cabo por medio de formas y colores para que sean más fáciles de realizar para ellos. Les intentamos explicar que hay interacciones positivas y negativas en el ambiente. Elegimos distintas fotografías que representan ambientes naturales que ellos ven a menudo y además, pusimos especies nativas y otras introducidas, para que vean el efecto que hay de ambas. Y también, los efectos de cómo el humano repercute, para que ellos se sitúan más en Valparaíso”.

“Esperamos que perciban a la Ecología como algo más propio, se apropien de los conocimientos, se puedan sentir insertos en el ecosistema y vean que hay interacciones y que por sobre todo ellos sean interacciones positivas en el ambiente”, relató la estudiante de Pedagogia en Biologia respecto a lo que pretendían lograr con los talleres que facilitaron durante el día de cierre del Proyecto Ciencia en la Comunidad.

Catalina Lillo, alumna de la la Escuela Ramón Barros Lucos de Valparaíso y participante del taller “Corazones Verdes” destacó de la jornada: “aprendimos los actos positivos y negativos en la naturaleza, como el aire, la basura y el suelo fértil. Además, vamos a presentar las experiencias que hemos hecho en las salidad de los talleres. Una vez fuimos al puerto y vimos donde se ubicaba cada cerro”.

Finalmente, Daniel Opazo como encargado del proyecto evaluó el año de trabajo de la siguiente manera: “la evaluación general del trabajo de todo el año para mi es bastante positiva , esto se ve reflejado en la motivación que se ve hoy y en la calidad de los trabajos. Hay grupos que trajeron herbarios de la quebrada, otros trajeron una visión geográfica de su territorio con maquetas, otros visiones más patrimoniales”,

Si desea revisar las fotos de la actividad de cierre del proyecto “Ciencia en la Comunidad”, puede verlas acá.