Nuevo miembro de la Red STEAM Valparaíso capacita a jóvenes de la Isla Juan Fernández

Oceana es una ONG internacional que trabaja en Chile desde hace más de 10 años. Su principal objetivo es promover la conservación del océano a través de la protección de hábitats marinos, mejorar el estado de los recursos marinos y luchar para evitar la contaminación marina. Como parte de sus campañas, Oceana desarrolla una labor […]

Oceana es una ONG internacional que trabaja en Chile desde hace más de 10 años. Su principal objetivo es promover la conservación del océano a través de la protección de hábitats marinos, mejorar el estado de los recursos marinos y luchar para evitar la contaminación marina. Como parte de sus campañas, Oceana desarrolla una labor educativa que acerca la información científica a la comunidad para promover decisiones responsables respecto al uso del mar y sus recursos.

Una de las exitosas campañas de Oceana ha sido la reciente ampliación del Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMP-MU) y el Parque Marino en el Archipiélago de Juan Fernández, y como continuidad y apoyo a esta nueva figura de protección, Oceana trabaja con la comunidad para transmitir información y poder entregar herramientas que ayuden a la auto-administración de las áreas protegidas.

En busca de ese objetivo, en febrero de 2018, Oceana Chile, en conjunto con la Ilustre Municipalidad de Juan Fernández y el Sindicato de Pescadores de Juan Fernández (STIPA) impartieron el primer taller de “Educación para la Conservación Marina” dirigido a estudiantes de la isla entre 8 y 15 años. Esta instancia formativa tuvo el objetivo de acercar las Ciencias Marinas a los estudiantes, aplicando estos aprendizajes en la conservación marina.

“Durante una semana los jóvenes isleños aprendieron y trabajaron los conceptos de la Alfabetización Oceánica a través de los siete pilares que reúnen temáticas sobre la oceanografía, servicios ecosistémicos, climatología, geomorfología de costas, biodiversidad marina, pesca sustentable, áreas protegidas, entre otros, y, lo más importante, aprendieron a comunicar la información recibida” destaca la coordinadora de educación marina en Oceana, Yolanda Sánchez.

Los talleres fueron desarrollados aplicando Metodologías de la Didáctica, como, por ejemplo, el levantamiento de ideas previas para conocer la visión de los estudiantes sobre su conexión con el océano, lo que ayudó también en la evaluación al final del taller.

Además, para cada una de las actividades diseñadas se trabajó en la construcción conjunta de la información, a través del diseño de actividades de indagación y participativas. Lo anterior fue desarrollado en grupos de trabajo para así fomentar habilidades como la colaboración y el aprendizaje entre pares. Finalmente, cada día de taller contó siempre con una autoevaluación de lo aprendido durante la jornada, para compartir entre los compañeros los contenidos y reforzarlos.

Gracias a este primer taller se creó el grupo “Centinelas del Océano” con la misión de aprender y al mismo tiempo educar a la comunidad para cuidar el mar entre todos. Dentro de este nuevo equipo se comprendió que lo fundamental es compartir los aprendizajes con la comunidad, por lo que sus talleres promueven el desarrollo de herramientas comunicativas y educaciones que se practican a través de exposiciones interactivas, videos educativos o maquetas.

Es así como por todo el 2018 los “Centinelas del Océano” recibieron talleres donde invitaron a otras instituciones colaboradoras con el proyecto como: Algalab, Subelab y STIPA, entre otros.

Ya con un año de trabajo y aprendizaje, durante la semana del 21 al 25 de enero de 2019, se implementó la segunda versión de curso intensivo con temáticas y actividades nuevas. En esta ocasión, los antiguos Centinelas recibían nuevos participantes para seguir creciendo como un grupo de jóvenes líderes en conservación marina. Algunas de las temáticas revisadas en esta ocasión fueron la identificación de instrumentos de oceanografía y planificación de un muestreo para obtener información sobre parámetros como la temperatura, la profundidad y la turbidez en el muelle de la Isla Robinson Crusoe.

Emilia Salvador, participante del grupo de los Centinelas del Océano, destacó que “la educación ambiental es importante porque en los colegios no se trabaja mucho y todos tenemos que ser conscientes de lo que hacemos en el planeta y para el planeta”.

Por su parte, Facundo García y Martín Guerrero (7 y 8 años) participantes de los talleres comentaron que “Lo que más nos gustó del taller fue todo, no hay nada que podamos olvidar, pero lo que más nos gustó es el aprendizaje de salir a terreno”, haciendo referencia a las diferentes salidas que los estudiantes realizaron a la zona intermareal para identificar especies y analizar de manera crítica el impacto del ser humano en estas zonas.

Por último, Joel Chamorro, participante de los Centinelas desde 2018, afirmó que “los talleres son importantes para crear conciencia y seguir viviendo en el lugar donde estamos y que no se extingan más especies”, demostrando su alto nivel de compromiso como nuevo monitor de los Centinelas.

En la actualidad, los Centinelas del Océano reciben diferentes tipos de talleres relacionados con las ciencias marinas e invitan a su sala de clases a todo aquel que quiera ayudarlo a estar más informado respecto de estas temáticas.

Mientras tanto Oceana Chile sigue promoviendo la educación científica en comunidades como Tortel o Pisagua, además de su trabajo en Juan Fernández, gracias al cual hoy día son nuevo integrante de la Red STEAM Valparaíso.