Se inician actividades en terreno 2018 del proyecto “Ciencia en la Comunidad”

El martes 15 de mayo se vivió la actividad de inicio del trabajo 2018 de la iniciativa “Ciencia en la Comunidad”, que desarrolla la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso junto a la Escuela Básica David Ben Gurión, ubicada en el Cerro Las Cañas de Valparaíso, como parte del convenio de colaboración entre la casa de […]

El martes 15 de mayo se vivió la actividad de inicio del trabajo 2018 de la iniciativa “Ciencia en la Comunidad”, que desarrolla la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso junto a la Escuela Básica David Ben Gurión, ubicada en el Cerro Las Cañas de Valparaíso, como parte del convenio de colaboración entre la casa de estudios superiores y la Fundación Internacional Siemens Stiftung.

La salida pedagógica realizada estaba dirigida para los alumnos desde quinto a octavo básico y tenía como objetivo impulsar el uso educativo transversal de los componentes naturales y socioculturales del territorio cercano a la escuela y así poder potenciar la educación socio ambiental y el vínculo de la comunidad educativa con su entorno.

El recorrido partió a las 9:30 de la mañana cuando los estudiantes recibieron las instrucciones generales por parte del director de la escuela, Mario Vásquez Rojas, para luego conformar los grupos temáticos de trabajo.

Los profesores guiaron las distintas actividades y las vincularon a los contenidos que se ven en cada asignatura a lo largo del curriculum escolar. Durante toda la jornada los alumnos exploraron y caracterizaron la biodiversidad presente en los barrios cercanos a la escuela, aspectos de la población humana que habitan su comunidad, además de visibilizar ciertas problemáticas socio ambientales existentes en el territorio en donde ellos viven y estudian.

Al terminar el recorrido, el director de la Escuela David Ben Gurión, declaró que “este tipo de actividades colaboran mucho desde el punto de vista del conocimiento del territorio y de la exploración que se hizo. Cada curso realizó actividades que me parecieron muy interesantes, porque los alumnos no solamente conocen el cerro donde viven, sino que realizan actividades que desarrollan su personalidad”.

Además, recalcó que esta jornada se vincula de manera directa con el sello identitario que la escuela intenta promover: la sustentabilidad.

Monserrat García, profesora de Ciencias Naturales, afirmó que la actividad es “muy buena para los niños, porque salen de lo común, hacen algo diferente. Y también se vincula mucho con lo que ellos ven en Ciencias Naturales o Medioambiente, que es el sello del colegio. Entonces es algo integrador de los contenidos que ellos van aprendiendo durante el año, lo pueden ver literalmente en frente de sus ojos, porque los niños pueden ver dentro de su propia área lo que ellos ven algo tan lejano como la Ciencia, lo pueden acercar mucho más a su realidad y contexto, y viendo cómo afecta la contaminación, la basura, etcétera”.

El Dr. Daniel Opazo, coordinador de la iniciativa “Ciencia en la Comunidad” que se ejecuta junto a la Escuela Básica David Ben Gurión, destacó “la motivación y disposición a trabajar de los estudiantes, y la forma de colaboración con el Centro Comunitario Las Cañas, porque también es una apuesta de este proyecto: vincular a la escuela con los otros actores sociales del territorio. Lo que pasó hoy en el cerro fue bien interesante, porque ellos tomaron el mando en algunas actividades pedagógicas y eso puede ser un referente para los profesores, para decir que hay otras formas y dinámicas educativas y que hay actores del territorio que las están ejecutando y que son depositarios de ciertos saberes y conocimientos de los cuales podemos aprender”.

Por su parte, los estudiantes se mostraron interesados y felices de trabajar en terreno, aportando con opiniones y disposición en cada actividad. Sobre la experiencia en el territorio, Valeska Leiva, estudiante de quinto básico, manifestó: “lo que me pareció interesante fueron los microbasurales, porque la basura no es buena que esté en la calle. Además, tiene bacterias, hongos, virus y eso no es bueno. Todo esto lo podemos aplicar en la clase de Ciencias Naturales donde estamos viendo los microorganismos como microalgas, bacterias y virus”.

Sobre los desafíos futuros de este proyecto, el investigador Daniel Opazo expresó que “hay mucho por avanzar, creo que estamos en el punto donde hay motivación, ya hemos hecho algunas actividades que demuestran que es posible salir con los estudiantes a aprender en la comunidad, en el territorio. Pero creo que el desafío grande es desarrollar un trabajo más sostenido y sistemático con los profesores para que sean ellos quienes rescaten sus saberes, los compartan y poder empezar a hacer esto como algo que la escuela hace de manera permanente y que se sostenga en el tiempo. Este es un proyecto con un horizonte de tiempo limitado y el desafío de todo proyecto es que las cosas que se desarrollan ahora ojalá sigan ocurriendo”.

Por Silvia González